El mantenimiento de las bicis eléctricas

El mantenimiento de las bicis eléctricas

Bicicleta eléctrica.

El mantenimiento de las bicis eléctricas preocupa a muchas personas que están pensando en comprarse una de estas bicis para ir a trabajar habitualmente pero que dudan de si les saldrá demasiado caro tenerlas a punto.

Para empezar, una bici eléctrica es una bicicleta y por tanto tiene el mismo mantenimiento que cualquier otra: cambio de frenos, ajuste de cambios, comprobación de los radios, cambio de cubiertas cuando están gastadas, engrase de la cadena, limpieza periódica y, cada cierto tiempo, una puesta a punto en el taller.

A mayores, la bicicleta eléctrica necesita de otras comprobaciones que como vas a ver son muy sencillas y fáciles de realizar:

  • El sistema eléctrico: No debemos de tocar jamás el sistema eléctrico de una bici a no ser que seamos especialistas en el tema. Pero lo que tenemos que hacer es comprobar que todo está perfectamente ajustado, que no hay cables aplastados o pelados y que todas las conexiones están correctas.
  • La batería: Es una pieza muy cara y su vida es limitada, pero podemos hacer que dure mucho más tiempo y si aprendemos a tratarla con cuidado. Por eso vamos a dedicar un apartado especial al cuidado de la batería de la bicicleta eléctrica.

La batería de la bicicleta eléctrica

  • Mantenla siempre a tope de carga: Las antiguas baterías de los teléfonos y de otros aparatos eléctricos debían de agotarse antes de ser recargadas. Pero las modernas baterías de litio, como es el caso de las bicis eléctricas, no sufren por ser recargadas antes de llegar al final. Pero recuerda que su vida útil se mide en ciclos de carga, unos 1000 en función de la calidad de la batería, cuanto más dilates la carga mas tiempo te durará la batería.

Donde hay que tener mayor precaución es al agotar las baterías, no podemos dejarlas mucho tiempo sin cargar o las celdas continuarán descargándose superando el punto de recarga óptimo escogido por el fabricante. Una vez superado ese “punto de no retorno” da igual que carguemos la batería de diversas formas, una o varias celdas se habrán dañado, dañando al resto en cada recarga, es una cuenta atrás.

  • Sigue unas sencillas instrucciones de carga: El primer paso es conectar el cargador a la batería y a continuación, enchufarlo a la red. Cuando esté totalmente cargada, primero se desenchufa el cargador y luego se desconecta. De este modo, tanto la batería como el cargador durarán más tiempo y estarán más cuidados.
  • No mojes los conectores. Cuando la bici está funcionando con la batería puesta los conectores de la misma están totalmente ocultos y no corren riesgo si llueve. Pero al desconectarla podrían mojarse y dañarse. Por eso, si la bici está mojada sécala antes de quitar la batería y asegúrate de secar especialmente bien esta pieza.
  • No dejes la batería sin cargar durante mucho tiempo. Si no usas tu bici debes de tener cuidado con la batería ya que si se descarga y está mucho tiempo así puede estropearse o dejar de cargar por completo.

No hay comentarios

Deja un comentario